¿Está la Pedagogía en peligro?

La Pedagogía vive un momento crucial de cuestionamiento, debatiéndose entre los viejos dogmas y las nuevas maneras de entender la educación y el aprendizaje de los niños. En este contexto, creímos necesario incluir en nuestra colección “Urgencias” (cuyo diseño y logo, por cierto, hemos renovado) el título del que hoy os hablamos.

978-84-7884-757-0Pedagogía: Necesidad de resistir” es una defensa de esta disciplina y de su papel en la configuración de un sistema educativo capaz de generar una sociedad más justa como principal garante de la democracia. “Creemos que hace falta crear, en conjunto, situaciones pedagógicas que permitan por una parte la transmisión de saberes estructurantes así como la emergencia de sujetos libres y solidarios. Estamos convencidos de que hace falta resistir: tanto al capricho mundializado de la mercantilización liberal como al control democrático de los obsesionados por la mesura”, señala el autor Philippe Meirieu.

A lo largo de este libro, Meirieu reflexiona sobre el papel de la Pedagogía en un momento en el que es difícil educar a unos niños cada vez más sobre excitados, sobre informados e incapaces de fijar su atención. Y reflexiona acerca de ella conectando su íntima relación con el mantenimiento de la democracia.

En su obra, el autor analiza conceptos como el de la autoridad, la influencia, la emancipación, la construcción del alumno-sujeto, el fracaso escolar… Nos explica lo que para él son los fundamentos de la Pedagogía, propone una nueva arquitectura escolar y, sobre todo, nos invita a resistir, para que la escuela se mantenga verdaderamente al servicio de la democratización de los saberes y del aprendizaje de la libertad.

 

 

Anuncios

5 libros para el verano

Días de descanso, de playa, de piscina, de aprovechar el tiempo para hacer lo que más nos gusta o apetece. Probablemente, leer un libro bajo la sombra en un cálido día de verano sea de las actividades más placenteras y relajantes que nos permite esta época del año.

Nosotros queremos proponerte para estas vacaciones una inmersión en la cultura china a través de su literatura. En Editorial Popular, tenemos preciosos ejemplares ilustrados de literatura clásica, que nos transportan a siglos pasados de la China Imperial y al centro de una cultura milenaria. Aquí te presentamos cinco de nuestras últimas novedades para que disfrutes de la mejor literatura china en estos días de verano.

  1. Otra vida para las mujeres/ Las tres lámparas 

978-84-7884-748-8

Estas dos extravagantes novelas cortas se desarrollan en pueblos pequeños de China, con inusuales habitantes que se relacionan de manera sorprendentemente oscura y divertida. En Otra vida para las mujeres, Su Tong despliega toda su maestría en el relato cotidiano, haciendo que el lector se sumerja en un ambiente a la vez rural y universal. En esta novela describe la vida anodina y triste de dos hermanas, que terminará de manera sorprendente. En Las tres lámparas, con la misma destreza que en la novela anterior, el autor es capaz de, en un ambiente bélico, crear una atmósfera de sensibilidad, delicadeza y dramatismo inusuales.

2. El abanico de flores de melocotón

978-84-7884-739-6

El abanico de flores de melocotón es una gran obra maestra de la ópera Kun y ha sido una de las favoritas del público chino durante más de 300 años. Narra la historia de amor entre el poeta de la Sociedad de Renacimiento Hou Fanyu y la hermosa cortesana Li Xiangjun, lo que conforma su argumento, pero como ejemplar epopeya histórica, refleja el breve esplendor y la caída de la efímera dinastía Ming del Sur. Este libro, con sencillas palabras, pretende ayudar a los lectores foráneos a entender la historia de China, así como apreciar la ópera clásica china.

3.  Los bandidos del pantano

978-84-7884-741-9Los bandidos del pantano es una de las novelas más conocidas y queridas de la Antigua China que nos ha llegado con los años. Escrita en el siglo XIV, es un relato de ficción de los hechos acaecidos en el siglo XII en los últimos años de Hui Zong, emperador de la dinastía Song que reinó desde 1101 a 1125. Cuenta cómo y por qué unos cien hombres y mujeres, forzados por el riguroso funcionariado, se agrupan en una montaña de un pantano, se hacen jefes de un ejército de miles de proscritos y luchan valientemente en batallas llenas de recursos contra tiranos pomposos y sin corazón.

4- El asesino del oro

Inspirándose en una novela anónima del siglo XVIII, Robert van Gulik (conocido sinólogo holandés, 1910-196978-84-7884-738-97) rescató al Juez Di, popular héroe chino de la dinastía Tang, y lo convirtió en un personaje de ficción accesible al público occidental. En este libro el juez Di fue nombrado gobernador local en Peng-lai. Poco después de su llegada el juez Di fue informado de la muerte de su predecesor al que algunos habían visto todavía pasear en forma de fantasma por la residencia. El juez Di deberá desentrañar el misterio que se encuentra detrás de dos asesinatos y de la desaparición de una mujer. Le acompañaremos a una época pretérita, descubriremos algunos de los secretos ocultos de una sociedad milenaria y asistiremos en primera fila a la lucha de un hombre honorable. en busca de la verdad.

5. Romance en el Pabellón Oeste

978-84-7884-734-1Desde su aparición en el siglo XIII, esta obra ha disfrutado de incomparable popularidad. El argumento desarrolla el drama entre dos jóvenes que se aman sin el consentimiento de los padres o de las convenciones medievales de la época. El drama sigue el patrón desgastado por el tiempo de un erudito dotado y una hermosa dama que se enamoran a primera vista. Esta adaptación de la famosa obra, intenta con palabras claras pero sin menospreciar su lenguaje poético, ayudar a los lectores a entender la historia y apreciar la ópera clásica china. Romance en el Pabellón Oeste se ha convertido en la obra romántica más popular de China.

 

“Necesitamos prescindir de nuestros esquemas previos para acercarnos al otro”

Cuando has pasado más de 40 años dedicado a ayudar a personas en riesgo de exclusión, desde luego tienes muchas cosas que contar. Jesús Valverde afirma que todo lo que ha vivido no le cabe en los libros que tiene publicados sobre su trabajo -“Ni en una enciclopedia cabría”, señala-, pero sí es cierto que, a través de su obra, nos ofrece una completa visión de lo que constituye esta labor de ayuda a personas que viven en un estado de marginalidad.

978-84-7884-749-5Su último libro “La relación de ayuda en exclusión social” (Ed. Popular. 2018) ofrece, a pesar de su carácter científico, un enfoque personal, casi intimista, de su manera de mirar a las personas que sufren la exclusión, de la forma de acercarse a ellas, de tratar de comprender. Hablamos con Valverde sobre este libro, que es casi lo mismo que hablar sobre una vida dedicada a la ayuda a los demás.

EP: ¿Con qué objetivo quisiste relatar tu labor en la relación de ayuda a
personas en situación desfavorecida? ¿Y por qué de un modo tan personal?

JV: Con varios objetivos. En primer lugar, yo siempre he escrito de la misma manera: me sumergía en mi trabajo, sobre todo en la relación de ayuda, en la droga, en las cárceles, en los poblados de niños trabajadores, las comunidades campesinas, etc., y llegaba un momento en que necesitaba detenerme a reflexionar sobre lo que estaba viviendo. De esas reflexiones, salieron mis libros, tanto mis teorías como la configuración de la relación de ayuda que de ella se deriva.
Y hacerlo de una manera personal es simplemente porque desde el principio decidí no “ver los toros desde la barrera”, sino vivir de lleno y a fondo mi trabajo. Sin duda ha merecido la pena. Es verdad que el nivel de sufrimiento ante los inevitables fracasos es mucho mayor, pero también lo es que he asistido a maravillosas “resurrecciones”, a luchas titánicas por salir de la exclusión.

EP: ¿Qué es lo más relevante que consideras que debía reflejar tu libro?

JV: Sin duda la necesidad de acercarse al paciente, de estudiar las vidas donde son vividas. Con demasiada frecuencia el investigador y el terapeuta tratan a la persona a la que pretenden estudiar o ayudar trayéndolo hasta ellos, en lugar de ir hasta él, su vida y su mundo. Por el contrario, yo planteo la necesidad de prescindir de nuestros esquemas previos para poder estar en condiciones de acercarnos al otro desde él mismo

EP: ¿Se puede considerar una guía?

JV: De ninguna manera; no puede haber guías. Puede ser una orientación de cómo acercarse al otro, pero cada educador y cada terapeuta debe abordar el problema desde él mismo, mi objetivo ha sido ayudarles en su toma de postura, en su trabajo.

EP: En el largo periodo en el que has trabajado con personas en riesgo de exclusión, ¿qué cambios consideras que se han producido que mejoran las relaciones de ayuda?

JV: Pocos, la verdad, tal vez ha aumentado la formación de los profesionales, pero sigue siendo una formación aséptica y descomprometida. Lo que sí han aumentado y para bien, son las asociaciones dedicadas a echar una mano a personas con problemas.

EP: ¿Qué sentimiento te llevas de todos estos años que has ejercido tu labor de ayuda?

JV: Muchos, y muy importantes. Estoy convencido de que acerté plenamente cuando decido involucrarme en profundidad. Cierto que he sufrido con cada fracaso o cada muerte, pero he disfrutado viendo salir adelante a personas que se sabían desahuciadas, incluso por ellas mismas. La ternura y la solidaridad han sido los principales sentimientos que me ha dado mi trabajo.

EP: ¿Qué casos -con resultado positivo o negativo- le han marcado más en su
vida profesional?

JV: Todas y cada una de las personas que han pasado por mi vida, cada uno de mis chavales me han dejado su huella

EP: Uno de tus alumnos recuerda tu frase de cabecera: “Todo cambia cuando ponemos nombre y apellidos a la Inadaptación Social”. ¿Cree que a la sociedad le falta ese “clic” para tomar conciencia verdaderamente de la situación por la que atraviesan muchas personas?

JV: Vivimos en un mundo de soledades, por eso muchas veces no se ve al dolor de los demás. Falta sensibilidad, estar abiertos a las personas que nos rodean, pensar que mis pacientes son personas, no sujetos, con sueños, alegrías y penas, y no solo con drogas y cárceles.

EP: Has afirmado que este es tu último libro de estas características, ¿por qué y qué será lo siguiente entonces?

JV: Hay cosas que no se pueden explicar en un libro que pretender ser científico. Por eso me inicié en la novela con mi primer libro, que fue “La burbuja vacía. Una historia de soledades y reencuentros”, porque la novela permite profundizar mucho más, adentrándome en el mundo de los sentimientos; y es que sentimientos es lo que ha predominado sin duda en mi vida profesional, precisamente por romper la distancia e ir hasta ellos, en lugar de traerlos hasta mí. Por eso mi próximo libro, ya muy avanzado, será mi segunda novela, continuación de la primera y que también será una dramatización de mis experiencias.

¿Y si cuestionamos el valor existencial del Trabajo?

Esto es lo que proponen los autores de nuestra última novedad “Trabajo y Futuro, la doble maldición del desempleo y el trabajo” (Ed. Popular. 2018). En esta obra, escrita a varias manos, se cuestiona el dogma del trabajo como elemento estructurante de nuestras vidas  y como horizonte existencial dominante; todo ello en un contexto de sobreproducción y sobreconsumo, en el que el pleno empleo es una quimera.

trabajo-y-futuro

El libro comienza examinando la propia definición de Trabajo, entendida generalmente como “la vocación natural del hombre”. Los autores consideran que “sería más apropiado llamar trabajo a la forma histórica que ha tomado con la expansión del modo de producción capitalista y la generalización del salario“. Siendo algo natural que el hombre debe buscarse siempre un modo de subsistencia, en esta obra se mantiene la hipótesis de que “es posible superar la norma del trabajo asalariado, ya que es la consecuencia de una evolución socio-histórica particular”.

Teniendo en cuenta la creciente automatización de los procesos, los autores prevén en un corto espacio de tiempo un notable recorte en los empleos, vaticinando una tasa de desempleo del 30% en Europa, con lo que el trabajo a tiempo completo se ve como un “mito saturado”.

Asimismo, las características propias de las condiciones laborales actuales hacen que el trabajo, muy frecuentemente, resulte ser “un generador de frustraciones destructivas“. El trabajo no hace la felicidad- sostienen- ni siquiera para quienes tienen un empleo.

Servidumbre voluntaria

En el siguiente capítulo, se argumenta que las clases medias y altas han optado por una “servidumbre” voluntaria a través de la actividad profesional. En un mundo en el que la acumulación material impulsa el estatus, el éxito y la autoestima, el trabajo no es solo un modo de subsistencia, sino que se constituye como un medio para monitorear, supervisar, recompensar, castigar y controlar el tiempo, de manera que se preserve el orden establecido. Y los empleados acceden a ello sin ser forzados.

Asimismo, los autores reflexionan en este capítulo sobre la estrecha vinculación de la identidad del individuo con las actividades a las que dedica su tiempo y, en especial, a la profesional. Según afirman, este hecho puede provocar que la verdadera naturaleza de la persona sea dependiente de la “persona” profesional, lo que reforzaría la alienación en el trabajo. En este sentido, alertan del hecho de que, cuanto más se identifica el empleado con su actividad profesional, más depende de su trabajo para existir socialmente.

Alternativas

Los autores de este libro no propugnan el abandono del trabajo, sino una nueva manera de entenderlo; y así, proponen  en estas páginas un nuevo proyecto filosófico basado en la desaceleración de cada nivel de la existencia y la concepción de oficios en vez de empleos, revalorizando las profesiones, lo que redundaría en un mayor control sobre el propio trabajo. Todo ello en un contexto de menor producción y menor consumo.

“Trabajo y Futuro” hace un potente llamamiento a la reflexión, al cuestionamiento de algo tan interiorizado como es la forma que tenemos actualmente de entender el trabajo. Perfectamente argumentado, es capaz de remover ideas, actitudes y formas de vida, en una concepción de la libertad y el humanismo que van mucho más allá de lo que hasta ahora nos habíamos planteado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Montessori en la escuela pública, una experiencia que demuestra que es posible

La pedagogía Montessori -tan de moda en los últimos años aunque, en realidad, tiene más de un siglo de vida-  ha estado reservada normalmente para la escuela privada, rodeando de elitismo un sistema que, paradójicamente, nació para educar a niños de entornos desfavorecidos. No obstante, la maestra francesa Béatrice Missant ha demostrado que este método puede tener cabida en el sistema público y adaptarse al sistema nacional de enseñanza. Su experiencia queda recogida en la obra “Talleres Montessori en la escuela”, una de nuestras novedades de este mes. Su especial interés radica en ser el único libro que, actualmente, presenta una experiencia de enseñanza Montessori en una escuela infantil pública.

El método creado por Maria Montessori a comienzos del S.XX logró enorme popularidad en su tiempo pero sus escuelas fueron cerradas durante la dictadura de Mussolini. En Alemania y Austria sus libros son, incluso, quemados. La concepción de una educación basada en el libre desarrollo de la personalidad no casaba bien con un espíritu totalitario.

dav

Este libro comienza describiendo la historia de María Montessori: sus comienzos, circunstancias vividas e inquietudes que le llevaron a desarrollar su propio método pedagógico científico.  Asimismo, se desgranan los principios en los que se basa la metodología: la libre elección, el espíritu absorbente y las etapas sensibles, y se describe de una forma muy clara su forma de implementarlo, a través de la preparación del entorno, los materiales pedagógicos y el papel del adulto.

Béatrice Missant destaca que, de sus prácticas en clase de la pedagogía Montessori, lo primordial es “la posibilidad real de conjugar el desarrollo de la personalidad del niño y el aprendizaje escolar”. Algo que, según la maestra, permite que se estimule y desarrolle la motivación del niño, al mismo tiempo que se evita el fracaso escolar. Missant describe situaciones reales, ejemplifica cómo el respeto, la confianza y la calma sirven para solucionar conflictos en el aula y se muestra testigo de la ilusión y el entusiasmo que impregna cada aprendizaje que el niño lleva a cabo.

La profesora de educación infantil termina argumentando la posibilidad de encajar la metodología Montessori en un plan nacional de educación. Su experiencia, además, se desarrolla en un entorno difícil, dejando patentes los múltiples beneficios que un sistema basado en el respeto al niño y sus propios ritmos pueden tener sobre la motivación del alumnado.

Missant concluye que para lograr que la obra de Montessori perdure es preciso adaptarla a los tiempos que corren y que, si bien su experiencia no valida necesariamente las nociones psicológicas de esta pedagogía, sí valida la práctica de su enseñanza.

Es, en conclusión, este libro una obra imprescindible para padres, maestros y pedagogos interesados en este método y en la posibilidad real de expandirlo más allá de las minoritarias escuelas privadas que existen actualmente, cuyo precio hace que quede reservado a unos cuantos privilegiados, pudiendo sin duda enriquecer a un sector mucho más amplio de la sociedad.

 

 

 

 

“El mercado financiero no es el mal absoluto, simplemente está atrofiado”

No, las finanzas no son el mal, lo que pasa es que actualmente son disfuncionales y están atrofiadas; pero, en realidad, pueden hacer mucho por el bienestar de las personas. Esto es lo que afirma el profesor de Economía Política Leonardo Bechetti, autor de una de nuestras últimas novedades: Comprender la Economía en siete pasos.

economia 7 pasos

Bechetti, en este libro, anima al lector a introducirse en esta ciencia, compleja e inexacta, y le acompaña para que conceptos y funcionamientos hasta ahora inextricables para el ciudadano común, se revelen ante sus ojos de una manera sencilla y clara. Porque necesitamos comprender la Economía para ponerla al servicio del bien común, ya que, como se afirma en esta obra, del estudio de sus movimientos y el funcionamiento de sus redes depende nuestra felicidad e, incluso, la probabilidad de supervivencia de nuestra especie en el planeta.

A lo largo de las 140 páginas de este libro, Leonardo Bechetti nos explica la interconexión entre las personas y los mercados, lo que constituye la infraestructura básica del sistema; nos habla también de las empresas y de cómo crean valor; nos revela los secretos del crecimiento y el bienestar más allá del PIB y nos presenta el mercado financiero como una posibilidad con enorme potencial de generar servicio a las personas.

En los tres últimos capítulos, el profesor italiano aborda los principios de la macroeconomía y las políticas económicas, al tiempo que pone el acento en los bienes relacionales y en cómo las reglas de la confianza y la cooperación pueden mejorar la fertilidad económica.

Pero todo esto tiene un fin: ayudar al ciudadano a comprender la Economía sirve para que se de cuenta y sienta que ésta tiene mucho que ver con él y que puede y debe participar en ella. Por ello, Bechetti termina haciendo un  entusiasmado llamamiento a la ciudadanía activa, a la acción y a la construcción. Ha nacido la wiki-economía civil y este libro es el primer paso para todo aquel que quiera formar parte de ella.

Convertir la vocación escolar en una profesión posible

“Enseñar descansa sobre equilibrios precarios y frágiles. Aquel que practique este oficio puede tener la impresión de encontrarse permanentemente sobre una cuerda floja”, afirma Denis Dougé en su obra “Ser Profesor. Viaje al centro de la vocación escolar” (Ed. Popular. 2017).

ser-profesorMuchos profesores y profesoras que lean esta frase, con total seguridad se sentirán identificados. Uno de los oficios más valiosos para la sociedad es también uno de los más vulnerables. Por eso, libros como el de Dougé, que penetra en el corazón de la vocación escolar y aporta diez lecciones esenciales para convertirla en una profesión posible, resultan tan necesarios.

Dougé toma como referencia para su análisis el sistema francés de educación, pero nos ha parecido que su interés, como obra que aporta herramientas necesarias para el buen desempeño de la profesión, podía perfectamente traspasar las fronteras del país vecino.

Reconciliar el saber y la pedagogía, hacer y mantener la clase, insertar a los alumnos en actividades culturales, cooperar con los padres, establecer una autoridad positiva o encarnar los valores de la educación son algunas de las lecciones que recoge este libro, de una forma clara y lúcida.

A través de sus páginas nos daremos cuenta de que enseñar no es solo transmitir saberes alojados en la mente del maestro, sino que “el profesor debe portar en alto la antorcha del saber y la razón” y todo lo que ello conlleva, deshaciendo prejuicios, ideas preconcebidas y creencias, mientras cultiva una autoridad que le convertirá en el modelo de adulto del que aprender y dejarse guiar. Una tarea, sin duda, de enorme responsabilidad para la cual este libro puede ser de inestimable ayuda.